Programa

UNA CHICLANA QUE CREA EMPLEO

HACIA UN NUEVO MODELO PRODUCTIVO

 

Chiclana ha sido, durante años, ejemplo de cómo el boom urbanístico ha acabado con el sector primario. Ejemplo de cómo se ha centrado el modelo productivo en un solo sector: la construcción. Y de forma complementaria el turismo estacional: sol y playa.

Debemos apostar por un nuevo modelo productivo que contemple diversificar los yacimientos de empleo en nuestra ciudad. Un nuevo modelo productivo basado en la planificación democrática de la economía a través del desarrollo Local Endógeno, la territorialización de la cadena productiva y los sectores económicos para la creación de empleo  y riqueza.

 

Esto obliga a:

 

1. Unificar los recursos  para  aprovecharlos   y negociar  mejor  con  los otros niveles de la Administración.

 

2. Hacer transparentes y democratizar las  decisiones que  afectan al empleo  y  al tejido económico local.

 

3. Fortalecer a los agentes locales frente a los impactos  externos.

 

Los instrumentos para ello son:

 

1. La existencia de  un  plan  económico  elaborado  colectivamente, que  sintetice el diagnóstico de  la  realidad  económica  y social  municipal  y las  líneas a  desarrollar   así   como   los compromisos  de los diversos agentes.

 

2. Potenciar el Consejo Económico y Social Local como órgano colectivo para consensuar la toma de decisiones. Reorganizar y ampliar dicho Consejo para que sea más participativo y representativo.

 

3. La creación, dentro del  marco  de  ese  Consejo de  grupos  de  trabajo  (como  los grupos motores del Presupuesto Participativo)  que  hagan  el seguimiento y la dinamización de lo que se acuerde.

 

SECTORES ECONÓMICOS PRODUCTIVOS

AGRICULTURA, GANADERÍA, ALIMENTACIÓN Y DESARROLLO RURAL

 

1. El sector agrario es un pilar estratégico que  sostiene el desarrollo  económico, la distribución de riqueza,  la generación  de empleo y la vertebración de los territorios.

 

2. La ganadería y la agricultura son los cimientos de la alimentación de un Ambas deben ser entendidas como estratégicas a la hora de priorizar recursos y tomar decisiones.

 

3. El desarrollo equilibrado y sostenible de  la agricultura  y ganadería debe  estar  íntimamente relacionado  con la evolución de su industria agroalimentaria asociada.

 

En Chiclana existe un buen número de parcelas municipales en desuso. Desde el Ayuntamiento de Chiclana debemos invertir en la infraestructura necesaria para potenciar el cultivo de estas parcelas. Gestionándolas desde una bolsa de empleo que genere puestos de trabajo. Pero complementándolas también con la formación ciudadana en materia de agricultura y la asesoría municipal para la creación de cooperativas y empresas sociales.

 

TURISMO SOSTENIBLE

 

El turismo representa actualmente para Chiclana su principal  actividad  económica  y la más  importante fuente  de  empleo.  Es por ello que  la Administración  Local debe  entender la transversalidad de esta  política  y su capacidad de arrastre  sobre el resto de sectores económicos. La creación  de Empleo  es el mayor reto de nuestra ciudad, por lo que  tenemos que  aprovechar  las  oportunidades  de  generación   de  actividad  relacionadas con  las  iniciativas locales,  en  este  caso  con  la  actividad  turística. Es necesario planificar  de  manera  participada para poner en valor, desde  el punto  de vista turístico,  los recursos  y potencialidades locales.

Se propone:

 

– Agenda 21. El ayuntamiento de Chiclana se adhirió a la carta de Aalborg en Junio del 2002, apostando por el desarrollo sostenible de la ciudad. Después de realizar un diagnóstico Ambiental Municipal se abrió el proceso de participación ciudadana, proceso que debía de estar terminado en el 2009 y que a fecha de hoy sigue abierto y sin reunirse desde el 9 de Mayo de 2008. Acabar la Agenda 21 debe de ser una prioridad para marcar el rumbo que debemos tomar para tener un proyecto de ciudad sostenible y abierta a la ciudadanía.

 

– Potenciar y regularizar la oferta de alquileres vacacionales.

 

– Promoción nacional e internacional. Teniendo en cuenta el problema de la estacionalidad del turismo de Chiclana, caracterizado en temporada alta por ser nacional, y en la temporada media-baja, internacional. Fomentar, además del turismo de sol, playa y  golf, un turismo cultural. Para ello hay que potenciar nuestro legado patrimonial,  restauración, vinos, naturaleza y  productos locales. Así abriremos la puerta de la desestacionalización permitiendo la llegada de turistas todo el año. Para ello crearemos y potenciaremos:

 

1. Ruta del vino de Chiclana, poniendo en valor las bodegas de nuestra tierra.

 

2. Rutas cicloturistas, tanto en el centro de la ciudad como en las vías pecuarias del extrarradio y el carril bici.

3. Promoción de productos locales: huerta y productos marinos.

 

4. Ocio en la playa. Teniendo una de las mejores playas de España no puede estar abandonada todo el invierno.

 

5. Creación de espacios culturales. Galerías de arte y sala de exposiciones, dando prioridad a creadores locales.

 

– Fomento de Chiclana como ciudad abierta al rodaje cinematográfico, magnifica promoción de la ciudad a nivel nacional e incluso internacional.

 

– Impulsar el turismo ornitológico, aprovechando el enclave de nuestra ciudad para esta actividad.

 

– Elaboración  de  un  Plan  Estratégico   de  Turismo  de  manera  participada que luche contra la estacionalidad turística. Dicho Plan debe contemplar  el   estudio  de   la   realidad turística  local y, desde esta realidad estudiar las vías de poner en valor los recursos endógenos del municipio (turismo cultural, gastronómico, medioambiental…).

 

– Mejorar el posicionamiento de la política turística dentro  del organigrama  de la corporación local, dándole  la relevancia  que merece  y entendiendo su necesaria compenetración, dialogo y cooperación con el resto  de políticas  locales,  ya que  la calidad  turística de un destino  no solo  depende de  la  óptima  gestión  de  las    infraestructuras turística sino  de  otras  políticas como la seguridad ciudadana, la limpieza,  el comercio,  la cultural, el medioambiente y por supuesto el urbanismo.

 

– Favorecer la formación  permanente de  los  trabajadores de  la  Hostelería,   a  través  del  desarrollo  de iniciativas  formativas  en materia  turística a través de la Escuela de Hostelería en el Hotel Fuentemar,  Cursos FPO, o la Escuela  de Idiomas.

 

– Implicar a la población local (a través de asociaciones vecinales, de comerciantes y otras…) en el desarrollo  de la actividad  turística loca  Promover el turismo  de barrios  para impulsar  la economía  de estos  espacios.

 

POR UN TURISMO COOPERATIVO

 

Los  municipios   deben   ser  conscientes  de  las  nuevas  tendencias  del  turismo  y articular   una estrategia  acorde   con  ellas.   Actualmente  el  turista   reclama   movilidad  en  el  territorio  y una diversidad  de oferta  que  difícilmente puede  satisfacer un único  municipio.  Es por ello que  debemos establecer sinergias  y fórmulas  de  cooperación  con los agentes económicos  y sociales, y con el resto de municipios  de su entorno.

 

Se propone:

 

– Promover  lugares  de  encuentro y reflexión  entre  el  sector  turístico,   la  sociedad civil y la institución local, que en definitiva,  coordine  e impulse  las políticas  turísticas, especialmente las de promoción turística.

 

– Propiciar  el  desarrollo  de  estrategias  de  promoción  turística  coordinada   con  el  resto  de municipios  del entorno y en cooperación  con los Patronatos Provinciales  de Turismo.

 

– Apoyar el  desarrollo  de  rutas  y productos   turísticos   a  partir  de  recursos  complementarios entre  diferentes municipios.

 

 

COMERCIO

 

El comercio  es  una  actividad  que  tiene  para Chiclana una  extraordinaria  importancia tanto  por  los  servicios  que  presta   y el  empleo  que  genera  como  por  su  aportación   a  la  vida urbana.

 

El comercio  en  Andalucía  es  uno  de  los sectores claves  de  la economía,  aportando  el 10%  de nuestro  producto  interior bruto y empleando a cerca  de medio millón de personas  lo que  supone que una de cada  cinco personas  ocupadas están  trabajando en el sector  comercial  andaluz. Esto implica   que   somos   la  Comunidad   Autónoma   con   más   personas   dedicadas  a  la  actividad comercial,   con  una   fuerte   presencia  de  trabajadores  y  autónomos.

 

La crisis  y las innovaciones  tecnológicas están  propiciando  cambios  muy profundos  tanto  desde el  lado  de  la  demanda como  de  la  oferta:  la  aplicación de  las  nuevas  tecnologías  y las  redes sociales  al comercio,  consumidores más  autónomos, más  informados  y con más  experiencia  a la hora  de  realizar  sus  compras,   aumento  de  la  estacionalidad  estructural,  desequilibrios entre formatos comerciales o la modificación  de los hábitos  de compra.

 

Los  propios   comerciantes  han   identificado  los  principales  problemas   que   les   afectan:  la debilidad de la demanda (provocada  por la disminución en el poder  adquisitivo  de los hogares), las  dificultades financieras (restricciones al  crédito  por  parte  de  las  entidades bancarias) y el aumento de  la  competencia (proliferación  de  distintos   formatos  comerciales). Tres  problemas que  se  han  visto agravados  por medidas  tales  como  la  subida  del  IVA o la  reforma  laboral,   que   han   mermado   las   rentas disponibles de  los hogares  y,  por tanto,  la demanda interna;  la falta  de  crédito  (que  es  el otro pilar fundamental, junto  a la demanda, para  potenciar la inversión  empresarial) y la aprobación de normas como la liberalización  de horarios y la supresión  de los periodos de rebajas.

 

Es  más   necesaria  que   nunca   la  acción   pública   de  los  Ayuntamientos   y  Diputaciones  para desarrollar  políticas  más  eficaces acentuando la funcionalidad y la identidad de nuestro  modelo comercial,   en  especial  el  apoyo  a  las  PYMES,  a  nuestros   autónomos   y  asalariados  y  a  la ciudadanía andaluza como consumidores, en  un  diálogo con los agentes económicos  y sociales para compartir  un mismo objetivo: la reactivación  del comercio  andaluz  y su sostenibilidad en el tiempo y en el espacio, tanto  a nivel social y económico  como ambiental.

 

Nuestra propuesta para el comercio se fundamenta en tres grandes líneas de actuación:

 

1. Proteger  y  consolidar   nuestro   modelo   comercial   andaluz,  que   responde    a   la   cultura mediterránea de convivencia  en torno a la ciuda El comercio  y la sociedad representan un binomio en constante interacción, ya que el comercio  desempeña no sólo un rol insustituible dentro  de la cadena productiva,  sino también un soporte  fundamental para  la convivencia  y la relación  ciudadana, que  se  inserta  en el equilibrio  necesario que  articula  la sociedad, la economía  y la naturaleza.

 

2. Defender  el empleo  estable y de calidad, a la pequeña y mediana empresa y a las personas consumidoras, como los grandes  sujetos  que hacen  posible la función  comercial.

 

3. Apoyar al  comercio  de  cercanía,  la  sostenibilidad  de  las  empresas  y establecimientos  y fortalecer  las relaciones  entre  el comercio  y la producción  de  cercanía, para  contribuir  a la articulación de nuestro  territorio y de nuestra economía  al mismo tiempo  que cooperamos  en la  lucha  contra  la  crisis  ecológica  en  general  y contra  el  cambio  climático  en  particular, mediante la potenciación de nuestras propias capacidades.

 

 

Para  ello impulsaremos, con  el consenso  de  sindicatos, organizaciones de  pequeño y mediano comercio y de consumidores, las siguientes propuestas:

 

1. Apoyo al pequeño y mediano comercio a través de un Plan Estratégico de Apoyo al Comercio Local. Este Plan debe contemplar medidas que pongan todos los recursos de la administración local a disposición del comercio local, apoyando abiertamente el Centro Comercial Abierto y el propio Mercado Municipal de Abastos, como motores de dinaminación comercial del centro histórico.

 

2. Modernización del mercadillo de comercio ambulante.

 

3. Apoyo al asociacionismo comercial tanto en su integración vertical como horizontal.

 

4. No incorporar suelo para grandes superficies comerciales en el planeamiento urbanístico.

 

5. Impedir la liberalización de horarios comerciales.

 

6. Plan municipal de modernización de los pequeños y medianos  establecimientos para  su  adaptación tecnológica  y ecológica,  reduciendo, al mismo  tiempo,  costes  como  el energético.

 

7. Ayuda a la formación en base  a las necesidades del sector  e impulso  de la acreditación de los trabajadores y trabajadoras del comercio en base  a la experiencia  profesional.

 

8. Creación  de   sistemas  identificativos  en   los  establecimientos  para   apoyar   la  venta   de productos  locales y ecológicos,  en el contexto de la defensa del consumo  responsable.

 

9. Defensa de  los  consumidores  mediante  información  más  transparente,  más  fiable  y más directamente comparable sobre el precio y la calidad  de los productos.

 

10. Reivindicar modelos alternativos de financiación para los pequeños y medianos comerciantes.

 

11. Creación de una cuenta fiscal que asegure el cobro de las deudas de los ayuntamientos con los proveedores de bienes y servicios, una vez pasado un límite de 30 días. La compensación se llevaría a cabo a través de tributos y tasas municipales.

 

 

DEMOCRACIA EN LA ECONÓMICA LOCAL

 

ECONOMÍA SOCIAL: COOPERATIVAS

 

Las Cooperativas  como  empresas participadas por  los trabajadores y trabajadoras favorecen  la democratización de  la Economía.  Desde  Izquierda Unida Chiclana entendemos que  desde  el poder  municipal  se debe  dar un impulso importante al movimiento cooperativo,  para ello defenderemos:

 

– Reconocer  a las entidades cooperativas  su aportación  al desarrollo local.

 

– Diseñar  un  Plan  dirigido  a la sensibilización y a la promoción  de  las  empresa cooperativas que cuente con la implicación  de los agentes sociales  de ámbito local.

 

– Fomentar  el conocimiento del cooperativismo  y de las cooperativas entre la población  local a través de jornadas,  talleres, campañas de comunicación, etc.

 

– Creación  de incubadoras locales  de empresas basadas en el emprendimiento en colectivo  a través de cooperativas.

 

– Fomento  del  consumo  cooperativo,  sensibilizando a la ciudadanía para  impulsar  la compra de servicios y productos  cooperativos,  como vía para apoyar la generación  de empleo  estable y promover el consumo  local.

 

– Elaboración  de  Pliegos  de  condiciones para  ejercer  una  contratación pública  responsable: inclusión  de  cláusulas  sociales,  cumplimiento de  las  normas  en  materia  social,  laboral  y medioambiental.

 

– Apoyar el desarrollo  de actividades económicas sostenibles y viables  a través  de la creación de cooperativas  de trabajo.

 

CONSUMO RESPONSABLE

 

El consumo  responsable pretende utilizar  el  consumo  para  promover  un  determinado  tipo  de comportamiento en  la esfera  productiva:  se  trata  de  premiar  a aquellas empresas que  respetan los valores que se consideran esenciales y castigar  a los que los vulneran.  El consumo  organizado puede  ser, sin duda,  una formidable  palanca de cambio  del sistema económico  actual. El Ayuntamiento como  Institución  más   cercana  al  ciudadano/a  consumidor/a  tiene   un  papel importante que jugar en esta  tarea.

 

– Desde IU Chiclana defendemos el espíritu  de las medidas aprobadas en la  ‘Carta por una Soberanía Alimentaria desde los Municipios’, documento  elaborado   en  el  marco   del  I Congreso Internacional de Economía  Social y Solidaria,  y en el que participaron más de 800 personas  y numerosas organizaciones y agentes sociales  y políticos  convocados  por la Red Estatal  de Economía Social y Solidaria.

 

– Impulsar  y redefinir  las  OMICS (Oficinas  Municipales  de  Información  al Consumidor)  para que sus objetivos vayan dirigidos a potenciar un actitud crítica  ante  el volumen de consumo, formar sobre  los impactos  sociales  y ambientales que  ocasiona  el volumen  de consumo,  sin olvidar la información  adecuada al consumidor  y el trámite  de sus quejas  y reclamaciones.

 

– Campañas   de  concienciación  y  formación  básica   sobre  etiquetas  de  productos,  etiqueta social,  los impactos  sociales  y ambientales, sobre  publicidad engañosa, sobre  la naturaleza, localización,  calidad  y durabilidad del bien de consumo,etc.

 

– Apoyo y colaboración a las Asociaciones y Plataformas en defensa de los consumidores y usuarios.

 

 

EMPLEO PÚBLICO

 

TRANSPARENCIA  EN EL ACCESO AL EMPLEO PÚBLICO

 

– Apostando por la prestación directa  de los servicios públicos  por parte del Ayuntamiento.

 

– Realizando ofertas  de empleo  público periódicas, reguladas y con criterios de  inclusión social,   realizando  convocatorias  desagregadas por grupos de  discapacidad  y  todas   ellas basándose en criterios de     igualdad en la promoción y el salario.

 

– Promoviendo   el   empleo   público   destinado  a   labores medioambientales:  restauración, conservación, mantenimiento y mejora  de espacios rurales  y naturales, en colaboración  con otras administraciones: dominios  públicos  marítimo-terrestre, e  hidráulico y sus zonas de servidumbre  de  protección,   vías   pecuarias, vías verdes, superficies forestales, zonas húmedas, terrenos improductivos  abandonados, etc.

 

– Rescatando los servicios de las empresas públicas  que estén privatizados, en  los  casos  que  sea  posible  y gestionar  la revisión de los convenios por los que se rigen.

 

– Garantizando  la eficiencia y el desarrollo  de  los servicios  públicos eliminando  las subcontratas y asegurando empleo  estable y de calidad.

 

 

PLAN DE EMPLEO LOCAL

 

 

Facilitar la creación  y el acceso  al empleo  a través de las siguientes medidas:

 

– Intervención  municipal  de las políticas  activas  de empleo.

 

– Crear una bolsa  de empleo  local con cláusulas sociales sensibles a las especiales dificultades y  necesidades  de  determinados  colectivos,   haciendo  especial  hincapié  en  las  medidas destinadas a las personas  que más lo necesitan.

 

– Luchar  contra  la externalización y privatización  de  los servicios públicos,  apostando por la contratación directa con criterios de transparencia e igualdad y potenciando  la representación social en las mesas  de contratación.

 

– Desarrollar nuevos servicios públicos  que  generen  empleo  y den respuesta a las necesidades reales  de la ciudadanía.

 

– Impulsar   el  desarrollo  local,  la  búsqueda  y  la  promoción  de  los  nuevos  yacimientos   de empleo.

 

– Favorecer  iniciativas  de  desarrollo  local  integral  para  el sector  primario  de  manera  que  se coordinen  agricultura, ganadería, industria   y comercio  para  el  desarrollo  de  la  producción ecológica.

 

– Suscitar la formación  ocupacional agraria  para  los sectores de  parados, mujeres,  jóvenes  e inmigrantes en el ámbito rural.

 

– Recuperar   aquellos   sectores económicos   en  riesgo  de  desaparecer  o  que  se  extinguieron como  actividad   productiva.   En  muchos   casos  constituyen  una  apuesta económica   viable, dando  prioridad a los sectores primarios y manufactureros.

 

– Facilitando   la  instalación  de  empresas  de  transformación  de  los  productos   autóctonos sostenibles,   contribuyendo  a  su  revalorización   mediante  cláusulas  de  bonificación   y/  o ayudas directas.

 

– Crear  un  fondo  de  inversión  local  para  el  empleo,  incluyendo  un  informe  de  impacto  de género que garantice el empleo  a las mujeres.

 

– Promover  Planes  de  Igualdad  y de  Conciliación  laboral  y personal  en  los Ayuntamientos  y dirigidos a los/las trabajadores/as de las instituciones municipales.

 

– Eliminar   en   el   ámbito   local,   las   discriminaciones  directas  e   indirectas  debidas  a   la desigualdad salarial de las mujeres  con los hombres.

 

– Implantar   la  regulación   de  formas  paritarias  de  contratación  funcionarial   y laboral,  para aquellos   puestos  y  cuerpos   en   los  que   existe   escasa  representación  de   las   mujeres, arbitrando  fórmulas porcentuales obligatorias  en el acceso.

 

– Creación  de empleo  local apoyando  el autoempleo, fomentando las actividades laborales  en el marco de la economía  social y potenciando los viveros de empresas.

 

– Inclusión  de  cláusulas sociales  en  los pliegos  de  condiciones de  los contratos  que  realicen los  ayuntamientos  con  las  empresas;  dando   prioridad  a  las  que  desarrollen   políticas   de empleo  e inserción  de mujeres,  y otros sectores en riesgo de exclusión  laboral/ social  y para que eviten, en la medida  de lo posible,  la subcontratación de los servicios.

 

– Impedir la utilización  de las Empresas de Trabajo Temporal.

– Obligación de que todas las empresas que obtengan subvenciones y ayudas públicas tengan que contratar obligatoriamente a través del servicios públicos de empleo.