Programa

DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Para  IU Chiclana es importante recalcar  el papel  esencial de los Servicios Públicoscomo factor de corrección  de  desigualdades y garantía de  los derechos sociales, económicos  y culturales de  la ciudadanía. Sin  unos  Servicios  Públicos  universales, eficaces, participados y de  calidad, no es posible   la  realización   de  políticas   públicas  que  posibiliten   la  prestación  efectiva   de  dichos derechos.

 

Desde  IU Chiclana  defendemos la  función  social  del  Estado  y nos  reclamamos como  una  fuerza política  defensora  de lo público,  entendiendo que debe  ser el interés  público  el que  oriente  las decisiones políticas  fundamentales.

 

Nuestro  gran reto debe  ser fortalecer  el sector  público  local frente  a las propuestas privatizadoras de  la  Unión  Europea  (Tratado  de  Lisboa,  directiva  de  servicios…).  Para  ello  defenderemos la autonomía   municipal   en   la   gestión   de   los  servicios   públicos   básicos   y  la   capacidad  de proporcionarlos  con una calidad  óptima,  a la vez que se posibilita  la creación  de empleo  estable. Para ello planteamos las siguientes acciones a desarrollar  desde  las corporaciones locales:

 

 

MUNICIPALIZACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS PRIVATIZADOS

 

Defendemos   el  papel  de  lo  público  en  la  economía,   por  lo que  proponemos   re-municipalizar servicios privatizados. También    introduciremos   mecanismos   de   colaboración    público-social   (con   cooperativas y empresas de la economía  social) para  la gestión  de determinadas actividades y servicios,  que  no sustituyan a los servicios básicos  de propiedad  y gestión pública.

 

PARTICIPACIÓN  CIUDADANA Y DE LOS TRABAJADORES  EN LAS EMPRESAS PÚBLICAS

 

GESTIÓN PÚBLICA DEL ABASTECIMIENTO  Y  SANEAMIENTO, DEPURACIÓN DEL AGUA (NUEVA CULTURA DEL AGUA)

 

Para IU Chiclana el agua es un recurso  natural  y un bien universal por lo que el acceso  a ella ha de ser garantizado  como un derecho  humano.  Defendemos  y proponemos  una  política  de uso social, racional y sostenible del agua,  primando  la eficiencia, el ahorro, la reutilización  y la depuración integral.

Nos  oponemos   a  la  privatización   de  cualquiera  de  las  fases   del  ciclo  integral   del  agua   y defendemos una política de tasas  y cánones claramente progresiva.

Los servicios de agua tienen  que ser siempre  100% públicos,  por lo que se rechaza  el acceso  de empresas privadas a su accionariado en cualquier  proporción.

Uno de los principios  básicos  es el de la solidaridad  y garantía  de acceso  a este  bien considerado un derecho, erradicando la pobreza del agua. Se asegurará una dotación mínima (entre 60 y 100 litros por persona y día), incluso en el caso de impago.

 

 

PLAN DE OPTIMIZACIÓN Y  AHORRO  ENERGÉTICO DEL LAS INSTALACIONES Y EL ALUMBRADO PÚBLICO (AUDITORIA ENERGÉTICA)

 

En el ámbito  local,  los gobiernos  municipales pueden alcanzar  en breve plazo el 20  por ciento de ahorro en el consumo  y el 20  por ciento  de aportación  de energías  renovables.  Han de reducir la   demanda  de   energía   disminuyendo  el  consumo   energético   en   las   actividades  que   las administraciones locales desarrollan, como consecuencia de la prestación de los servicios municipales,  junto   a   la   modernización  y  prolongación   de   la   vida   útil   de   los   equipos   e instalaciones municipales relacionadas con  la  prestación de  tales  servicios.  A lo que  se  debe añadir   la  participación  pública   y el  control  público   de  las  fuentes  de  energía,   así  como  la redistribución  de   rentas   centro-periferia  y  la   financiación  municipal,  con   fomento   de   la implantación y el uso de energías  renovables.

El modelo  que  defendemos es  el de  la producción  para  autoconsumo, la fotovoltaica  en  techo, que sumado  al concepto de casa  pasiva haría que la vivienda fuese  autosuficiente.

 

GESTIÓN PÚBLICA DEL SERVICIO DE RECOGIDA Y TRATAMIENTO DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS Y LIMPIEZA VIARIA

 

En  la  gestión  de  los  residuos   lo  primero  de  todo  es  reducir  su  cantidad, en  segundo   lugar proceder   a  la  reutilización   de  la  mayor  parte  de  los  generados   y en  tercer  lugar  proceder   al reciclado  del resto.  Los vertederos  son síntoma  de mala gestión  de los materiales utilizados  como materias primas en los procesos  y mala gestión de los residuos.

 

El promedio  de materiales utilizados  por cada  persona  ronda  en España  los 75  kg/día, unas  27 toneladas/año.

 

Izquierda   Unida  estima   preciso   reducir   la  generación   de  residuos   y  optimizar   los  flujos  de materiales en la producción  de bienes  y servicios,  impulsando el cumplimiento de los planes  de residuos,    priorizando   los   programas   de   concienciación  social   y  los   modelos   de   consumo sostenible. También se necesita investigación  y desarrollo tecnológico  para avanzar en la mejora de la gestión  bajo los criterios  de reducción, recuperación y reutilización.

 

Defendemos   la  gestión   pública   de  los  residuos   tratándolos  como  materiales  recuperables  y reutilizables. Nos  oponemos  a  la  incineración de  residuos,   tanto  si  se  recubre  de  eliminación como si lo hace  de “valorización”.  Apostamos  por las recogidas  selectivas de residuos  en origen, siendo  esta  la forma  más  eficaz  de  comenzar  el correcto  tratamiento de  los residuos.  Por otra parte,  hemos  de  seguir  insistiendo en  el impulso  a la  Estrategia  Residuo  0:  recogida  puerta  a puerta   (orgánico  vs  resto,   recogida   separada  en  fracciones),  compostaje  de  calidad,  centros locales   de   Reutilización   y  reciclaje,  investigación   e  incidencia  en   fracción   no  reciclable, incentivos  fiscales. Se  hacen  necesarios cambios  legislativos  y normativos  para  recuperar una jerarquía  de gestión  de los residuos  encaminada a la sostenibilidad, a la protección  de la salud  y a  la  generación   de  empleo   que   cierre   la  opción   a  la  incineración  de  residuos,   escondida engañosamente tras el término “valorización energética”.

 

SALUD

 

En 2003 La Organización Mundial de la Salud para Europa identificó los determinante sociales de la salud y señala como hechos probados como condicionantes de salud: El status económico, el estrés, la educación, la exclusión social, el trabajo, el desempleo, el apoyo social, las adicciones, los alimentos y el transporte saludable.

 

Las causas de la salud no solo están dentro del ámbito de la salud sino que su origen está en la economía, lo social, cultural, etc.. De la declaración de Adelaida 2010 se deprende una nueva forma de gobernanza en la que haya un liderazgo de gobierno que dirija sus actuaciones para conseguir una población sana como requisito fundamental para la reducción de las desigualdades y diferencias sociales.

 

La buena salud mejora la calidad de vida y la productividad laboral, aumenta la capacidad de aprendizaje, fortalece a las familias y comunidades, y contribuye a la sostenibilidad del hábitat  y del medio ambiente. Estas interacciones entre salud, bienestar y desarrollo económico, precisa de otro planteamiento de la gobernanza.

 

El gobierno municipal debe coordinar la formulación de políticas elaborando planes estratégicos en alianza con la ciudadanía.

 

Creación   de  estructuras  municipales  integradas  en  la  red  sanitaria  pública   única   para desarrollar  labores de inspección y control en las competencias municipales y en particular:

 

– Control de la calidad de las aguas  de consumo

 

– Vigilancia y control de aguas residuales

 

– Control de la contaminación atmosférica

 

– Vigilancia de nivel de ruidos y vibraciones

 

– Control de la higiene en lugares  públicos  de restauración, comercio  minorista,  mercados, hoteles, escuelas, zonas de ocio y recreo etcétera

 

– Higiene de mataderos, vaquerizas,  cabrerizas

 

– Salubridad y habitabilidad de las viviendas y centros públicos

 

– Control higiénico de la distribución y suministro  de alimentos  bebidas y otros artículos  de consumo  humano.

 

– Control de la eliminación de residuos  urbanos  e industriales

 

– Programas de lucha  anti vectorial

 

– Políticas de planificación y propuestas para fomentar y promover el ejercicio saludable apoyadas en la creación de entornos atractivos, seguros y convenientes que fomenten andar o pedalear al trabajo, escuela, etc.

 

– La planificación puede asegurar oportunidades de recreación en lugares accesibles. Creación de zonas verdes y equipadas en cada barrio así como centros sociales para favorecer la  interrelación  social y puesta en marcha de actividades sociales.

 

– Especial hincapié en la educación para la salud en su fase  inicial infanto-juvenil con planes estratégicos en Obesidad infantil, Violencia de género y Circulación vial.

 

Todo ello enmarcado en una red sanitaria pública única.

 

TRANSPORTE

 

Desde IU Chiclana apostamos por un modelo de transporte sostenible, de carácter universal y público, que promueva y abarate sus costes, además de dar prioridad a los espacios peatonales y aquellos destinados a la bicicleta y el tranvía.

Cambio en los modelos tarifarios del transporte público para las redes urbanas y metropolitanas, evolucionando hacia los abonos mensuales, trimestrales y anuales con tarifa plana.

 

 

DEPORTES

 

En Chiclana de la Frontera disponemos de un gran numero de instalaciones deportivas a nuestra disposición, el deporte ha estado ligado a nuestra cultura desde siempre.

 

Sin embargo, los vecinos y vecinas de Chiclana nos trasladan sus quejas en cuanto al estado, mantenimiento y gestión de estos espacios. Proponemos la elaboración de un Plan de Usos de Instalaciones Deportivas, adecuándolas a las necesidades reales de los usuarios, con especial atención a la accesibilidad a las mismas de las personas con algún tipo de discapacidad.

 

Desde el ayuntamiento dirigido por Izquierda Unida impulsaremos la creación de un Patronato de Deportes Municipal, en el cual participen de forma activa y representada los diferentes clubs y escuelas deportivas Chiclaneras.

 

Con la puesta en marcha de esta medida, impulsaremos la gestión deportiva en la ciudad (equipamientos cerrados, mala gestión de pabellones y piscina…) y  conseguiremos que los clubs y escuelas deportivas pasen a ser partes activas de la gestión deportiva, democratizando los medios de los que dispone el ayuntamiento para la practica del deporte y permitiendo que sea esta misma fundación la que gestione en su totalidad la actividad deportiva de la ciudad.

 

Desde la Delegación de Deportes se elaborarán campañas en contra de la violencia en el deporte (género, comportamientos homófobos, etc.)