Programa

UNA CHICLANA DEMOCRÁTICA Y TRANSPARENTE

DEMOCRACIA PARTICIPATIVA

 

No queremos gobernar por delegación, sino con participación. La participación ciudadana se constituye en el eje vertebral y trasversal de nuestra propuesta, que se fundamenta en el convencimiento de que a mayor participación, mayor democracia.

 

Desde la Administración se debe trabajar conjuntamente con la sociedad civil y trabajar porque la gente participe. No debemos dejar el control democrático a banqueros o empresas y, por ello, queremos impulsar desde el ámbito municipal procesos de intervención directa en las decisiones que se toman en los municipios.

 

Se trata de avanzar a una democracia participativa que ponga a los ciudadanos y ciudadanas en el centro de la política y la economía y que posibilite su participación en las decisiones de los Gobiernos,  en  la planificación  y ejecución  de  las  políticas   públicas  y  en  la  gestión   de  los servicios públicos.

 

Fomentar  la participación ciudadana en la gestión  de los bienes  y servicios públicos, que permita a  la ciudadanía participar  en la elección  de los modelos de  organización, funcionamiento y definición  de objetivos de los servicios públicos.  El ejercicio  de este  derecho  se puede  realizar a través  de mecanismos como  la democracia representativa, directa  y comunitaria, como  pueden ser las audiencias públicas, las asambleas -de barrio,  los consejos  autónomos  municipales o los observatorios  populares.

 

– Mecanismos  de  decisión  y elección  directa  sobre  los  principales ámbitos  de competencia municipal. – Establecer  mecanismo  de  consultas  populares  para  asuntos de  trascendencia municipal.

– Control ciudadano de la gestión municipal.

– Reglamentos de participación.

 

La participación ciudadana  se  constituye   en  el  eje  vertebral  y transversal  de  nuestro  proyecto político  que  se  fundamenta en  el convencimiento de  que  a mayor participación, mayor calidad democrática.

 

En definitiva,  la participación como  instrumento de  democracia real,  de  transformación social, de inclusión,  de afección  al entorno y como instrumento de profundización y radicalización de la democracia es un  principio irrenunciable para una fuerza política de izquierdas, por ello pondremos  en práctica políticas para:

 

– Situar en el centro  de la política,  en el diseño  y en la toma de decisiones, a la ciudadanía.

– Regenerar la política  local (transparencia, rendición de cuentas, cogestión).

– Lograr la implicación  de  la ciudadanía en  nuestro  proyecto de ciudad  o municipio  y en  la gestión de nuestras políticas  locales.

– Superar/ desbordar  el modelo de democracia representativa.

– Fortalecer las redes  sociales del municipio y su capacidad de acción  pública.

– Legitimar las políticas emanadas de espacios ciudadano

– Construir participadamente un modelo de ciudad justa, sostenible y democrática.

 

 

PLANIFICACIÓN PARTICIPATIVA

 

Avanzar hacia  un modelo integral  de participación se convierte  en nuestra prioridad política,  para lograrlo nos comprometemos a desarrollar  las siguientes acciones:

 

– Planes integrales de participación ciudadana, que intenten organizar todos aquellos elementos que están en la base local, tanto desde el punto de vista normativo como de dinamización social.

– Desarrollo de un Plan de  Formación  Ciudadana  dirigido a  personas  individuales  y a asociaciones (gestión de asociaciones, instrumentos para la participación…)

– Desarrollo de Foros Cívicos entendidos como ámbitos  de discusión, debate y propuesta.

– Garantizar la función efectiva de los Consejos Sectoriales sobre las diferentes  políticas locales  (educación, sanidad, igualdad,   juventud,   cultura,  sostenibilidad ambiental,…) bajo las siguientes premisas:

 

Atender a los problemas  de una  manera  transversal  y desde  la organización territorial  de la ciudad.

Estar  compuestos, exclusivamente  por  la  ciudadanía, a  través  de  sus  organizaciones y asociaciones.

La  Administración   ha  tener  sólo  un  papel  secundario el  de  escuchar y canalizar  las demandas.

Han de garantizar la paridad o al menos  la presencia equilibrada de mujeres  y hombres en los órganos de representación y toma  de decisiones, favoreciendo  la incorporación  de las mujeres  en los órganos e instancias de representación local.

Desarrollo de Audiencias  públicas sobre  temas  de interés  general:  Presupuestos, Urbanismo, etc…

 

PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

 

La  participación  implica toma  de decisiones  y compromiso  de vinculación   por  parte de los equipos de gobierno, lo que conlleva una cesión de poder por parte de la administración local hacia  la ciudadanía.

 

Desde Izquierda Unida entendemos la participación como una implicación directa de la ciudadanía en la toma de decisiones y un compromiso  de vinculación  por parte de los equipos de gobierno locales,  lo que  conlleva una  cesión  de poder por parte de la administración local hacia la ciudadanía.

 

En la articulación de políticas de participación, en la construcción de políticas  y establecimiento de prioridades, es necesario seguir fomentando espacios deliberativos de la ciudadanía, articulando el derecho universal a participar en la toma de decisiones municipales. De esta manera, se fomenta la participación de los sectores sociales que  históricamente han estado excluidos de la toma de decisiones y que por lo general, no forman parte del tejido social organizado, de ahí nuestra apuesta por implantar  los presupuestos participativos como vínculo de cogestión  entre  ciudadanía y poder institucional, como “contrato social”.

 

El proceso  de presupuestos participativos nos permite  generar  una  nueva  cultura  que  implica  la construcción de estrategias de planificación y gestión participativa del territorio.

 

Permiten   que  la  ciudadanía  no  sea simple observadora   de  los  acontecimientos,  así  como  la transparencia en las decisiones  convirtiéndose  en  protagonista  activa de lo que ocurre  en  el municipio, creando  municipios más igualitarios.

 

Estos deben abordarse, también, con enfoque  de género, implicando sectorialmente a las mujeres y estableciendo formas materiales y políticas  para facilitar  su participación.

 

Para  poder llevarlos a cabo  en Chiclana nos comprometemos a:

 

– Facilitar la más amplia  información  sobre las actividades, obras y servicios  municipales.

– Promover la participación de los vecinos/as y asociaciones en la gestión municipal, fomentando la vida asociativa en la ciudad y sus distintos barrios.

– Acercar la gestión municipal a la ciudadanía, garantizando el equilibrio y solidaridad entre los distintos  barrios y núcleos  de población  del término municipal.

– Hacer efectivos los derechos de los ciudadanos y ciudadanas.

 

LA PARTICIPACION EN LA GESTION PÚBLICA

 

Desde  IU,  apostamos por  la  construcción de  modelos  de  participación pública, en  los  que  la ciudadanía participe directamente en la gestión municipal.

 

La participación ciudadana  directa  es  una  de  nuestras señas  de  identidad y nuestro  objetivo prioritario es desbancar el clientelismo político por un modelo de cogestión  pública.

 

Esto  implica  la  superación del  modelo  jerarquizado   de  intervención   en  los  asuntos públicos, generando  los cauces para que  la ciudadanía viva su espacio  como un espacio  de compromiso  y solidaridad.

 

Ello  conlleva   además  un  modelo  de  primacía   de  lo  público,   eliminando   todas aquellas intervenciones y gestiones  que  están  en  manos  privadas,  fomentando el papel  de  las iniciativas  sociales   (asociaciones,   cooperativismo…).  Asimismo,   implica   un   amplio   proceso pedagógico  a través  de la construcción colectiva  entre  agentes políticos,  técnicos y ciudadanos, para  ello  debemos  articular  la  participación ciudadana  y la  capacidad de  participación en  la toma de decisiones en la gestión pública.

 

Desde Izquierda Unida Chiclana proponemos  impulsar procesos participativos vinculantes y reglamentados en el diseño y la elaboración  de materias municipales, tales  como:

 

– Planes  estratégicos (que recojan el modelo de desarrollo del municipio).

– Planes  de desarrollo económico  y social.

– Planes  de Empleo.

– Agenda 21.

– Presupuestos Municipales.

– Empresas públicas municipales.

 

LA TRANSPARENCIA Y LA RENDICIÓN DE CUENTAS

 

En  una   verdadera   democracia  sólo  es  posible   una   auténtica  participación por  parte   de  la ciudadanía si ésta  puede  acceder en igualdad  de condiciones a todo tipo de información  que  se encuentre en  poder  de  cualquier  autoridad  pública  o de  cualquier  entidad privada  que  realice funciones públicas.

 

La información  de  las  instituciones públicas debe  ser  accesible a los ciudadanos y, al mismo tiempo, las instituciones deben  ser  proactivas  en el ofrecimiento  y puesta a disposición  de  esa información  para los ciudadanos y, a la vez, es necesario impulsar  las siguientes iniciativas:

 

– Auditoría ciudadana de la deuda.

– Plenos abiertos sin restricciones.

– Rendición de cuentas periódicas por los responsables municipales ante la ciudadanía.

– Acceso libre a la información municipal.

– Portal web de transparencia.

 

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

 

La corrupción  es un fenómeno  estructural del capitalismo que deteriora  la democracia y niega los principios  de transparencia e igualdad,  la denuncia y combate deben  constituir  nuestro  objetivo principal;  las esferas  donde  principalmente se da son el urbanismo  y la contratación, por lo tanto defenderemos cuantas medidas  sean  necesarias para erradicar  esta  lacra.

 

Desde  Izquierda Unida Chiclana  nos  comprometemos  contra   la  corrupción   municipal   y  en  la  defensa de  la democracia  con  una  gestión  pública   transparente.  Superar   el  deterioro  moral  al  que  se está llevando a la democracia es nuestro  compromiso  y para ello proponemos:

 

– Control ciudadano de cuentas públicas.

– Publicación obligatoria del patrimonio  de todos los cargos públicos.

– Limitación  en el número  de asesores y de cargos de confianza  política  y transparencia en los nombramientos y en sus retribuciones.

– Prohibición de percibir obsequios o invitaciones por parte de contratistas de la institución. Los obsequios con valor superior a 200 euros serán rechazados.

– Poner en valor la figura de la Defensoría de la Ciudadanía  como órgano municipal  que  velara por la defensa de los intereses de los vecinos y vecinas de Chiclana.